Estatuto

La admisión a trámite del recurso ante el Constitucional abre la puerta a un Estatuto que otorgue personalidad jurídica al Mar Menor

Es

La reforma del Estatuto de Autonomía de la Región de Murcia podría regresar al Congreso de los Diputados para concluir con su tramitación. A pesar de que López Miras creía enterrado un nuevo texto que, entre otras cosas, pondría más difícil el transfuguismo, el Estatuto ha resucitado tras la admisión a trámite en el Tribunal Constitucional del recurso que Unidas Podemos presentó contra el cambio en el reglamento de la Asamblea Regional que permitió su retirada a mitad de tramitación.

 

La decisión del Tribunal Constitucional ha sido recibida con alegría desde Podemos, que considera completamente irregular la interrupción de un proceso de aprobación de una ley que ya encaraba la fase final para su aprobación en el Congreso de los Diputados. Para Javier Sánchez Serna, coordinador autonómico de la formación morada en la Región de Murcia, la resolución adoptada por el  Constitucional “abre la puerta a que finalmente se imponga la lógica”.

El coordinador de Podemos ha asegurado que “no parecía razonable” que una decisión “adoptada por una mayoría pírrica del Partido Popular y de un puñado de tránsfugas” pudiera tumbar el acuerdo para reformar el Estatuto de Autonomía de la Región de Murcia, que en la anterior legislatura fue aprobado por unanimidad, aunque sólo era necesario el voto favorable de 2/3 de la Cámara.

 

La retirada de la reforma del Estatuto de Autonomía se produjo después de que López Miras sortease una moción de censura mediante el apoyo de hasta siete diputados y diputadas tránsfugas. Esa es la mayoría pírrica y artificial de la que habla Sánchez Serna, y que sirvió al presidente regional para evitar que las aportaciones del resto de grupos parlamentarios se plasmasen en el texto estatutario.

Fue con los votos tránsfugas como López Miras logró modificar el reglamento de la Asamblea Regional para permitir la retirada del Estatuto bastando una mayoría simple. Desde Podemos siempre cuestionaron la legalidad de esta estrategia y se mostraron en contra de que la reforma pudiese ser retirada a mitad de su tramitación. Sin embargo, la Mesa del Congreso decidió avalar la petición de la Asamblea Regional y aprobó la retirada con el voto del Partido Socialista. Solo Unidas Podemos se opuso con esta admisión a trámite y fue la formación morada quien decidió llevar al Tribunal Constitucional lo que consideran “una nueva treta de López Miras para hacer y deshacer en la Región de Murcia, pasando por encima de la ley”.

La decisión del Tribunal Constitucional abre ahora la puerta para que el Estatuto de Autonomía pueda continuar su proceso de tramitación, llegando por fin a su aprobación en el Congreso de los Diputados. De ser así, el nuevo texto podría incluir medidas antitransfuguismo que eviten que la situación actual, en la que diputados que han abandonado las formaciones mediante las que obtuvieron el escaño sean quienes marquen la agenda autonómica. Además, el Estatuto de Autonomía blindaría la personalidad jurídica de todos los ecosistemas de la Región de Murcia, entre ellos el Mar Menor, tal y como piden los promotores de la Iniciativa Legislativa Popular, protección que se haría extensible a otros espacios singulares de la Región de Murcia.