Javier Sánchez: “La actitud de VOX, de la ultraderecha, negándose a condenar las amenazas es la misma que vimos con el atentado de Cartagena”

El coordinador autonómico de Podemos asegura que en la Región “la ultraderecha, en lugar de un cordón sanitario, se encontró con una alfombra roja y ya forman parte incluso del gobierno”

El diputado de Unidas Podemos y coordinador de Podemos en la Región de Murcia, Javier Sánchez Serna ha asegurado que lo ocurrido en el debate entre los candidatos a la presidencia de la Comunidad de Madrid “es la prueba más evidente de que darle altavoz y blanquear a la ultraderecha nunca sale gratis”. Para el diputado de Unidas Podemos, “no es admisible bajo ningún concepto en una sociedad democrática que cuando Pablo Iglesias recibe amenazas de muerte en una carta con cuatro balas, la candidata de VOX no sólo se niegue a condenarlo, sino que ponga en duda la veracidad de estas amenazas”. Además, ha recordado que estas actitudes “no son nuevas, sino que responden a la estrategia que siempre desarrolla la extrema derecha”, algo que ya sufrió Podemos en la Región de Murcia cuando su sede en Cartagena fue atacada con cócteles molotov y la ultraderecha “lanzó en redes la teoría del autoataque”. Unos días después, PP y Vox se negaron a apoyar una declaración institucional de condena a estos ataques en la Asamblea Regional, “utilizando como excusa las supuestas dudas sobre la autoría de la violencia terrorista”. Hoy, insiste Sánchez Serna, “la actitud de VOX negándose a condenar las amenazas es la misma que vimos con el atentado de Cartagena”

Por otra parte, ha advertido de que el crecimiento de la ultraderecha en nuestra región “no es casual”, sino que viene precedido por años de actitudes caciquiles y de blanqueamiento de las posturas más reaccionarias en las instituciones y los medios de comunicación. Para el coordinador de Podemos, “cuando Vox lleva mociones que ponen en duda que haya que respetar a las personas LGTBI, cuando la Asamblea Regional abre comisiones para criminalizar a los inmigrantes y culparles de la pandemia, cuando se niegan a condenar y minimizan ataques terroristas que podrían haber causado una desgracia mucho mayor, están dando alas y legitimando a quien comete actos violentos”.  La última “línea roja” se traspasó para Podemos en la región cuando López Miras “decidió meter en el gobierno a la extrema derecha con tal de mantenerse en el poder, asumiendo para ello toda la agenda ultra de Vox”. Algo que además, tal y como apunta Sánchez Serna “parece hacer encantado, por orden de un Partido Popular que, bajo el mando de Casado, García Egea y Ayuso, ha decidido convertir la Región de Murcia en el laboratorio de pruebas de sus delirios filofascistas”.

Para el coordinador autonómico de Podemos “nuestra democracia se asoma al abismo, empujada por el odio de la ultraderecha”. Advierte del riesgo que corren “las personas LGTBI, las mujeres, los partidos de izquierdas, los migrantes, las asociaciones y colectivos sociales y todos los demócratas que no piensan como ellos”. Como receta para evitar que continúe extendiéndose la intolerancia y el odio de la ultraderecha, Sánchez Serna ha insistido en llamar a “la unidad de acción de los demócratas” y ha recomendado a los medios de comunicación que “tomen nota de lo que ocurre cuando se normalizan discursos de odio”. “En la Región la ultraderecha se ha encontrado con una alfombra roja en lugar de con un cordón sanitario y ya forman parte incluso del gobierno.  Nos estamos jugando la democracia”, ha advertido.