Exigimos a Patricio Valverde que “enmiende las chapuzas de sus antecesores en el servicio de autobús de cercanías y no genere vecinos de primera y de tercera”

El diputado regional de Podemos, Andrés Pedreño ha mantenido una reunión de trabajo con la plataforma vecinal para la recuperación de la Línea de autobús 61 (que conectaba las pedanías de El Palmar, San Ginés, Aljucer y la ciudad Murcia) suprimida en 2012, tras la aplicación del Plan de Optimización del Transporte Público de la Entidad Pública del Transporte.

 En palabras de Andrés Pedreño “bajo el argumento de recortar los gastos, el gobierno Regional y municipal del PP, , recortó en servicios, y por lo tanto obstaculizó las conexiones más cercanas entre vecinos , creando ciudadanos de primera y tercera clase según donde residany ha calificado de “contradictorio” el hecho de que las competencias en trasportes de pedanías en el municipio de Murcia sean competencia de la Comunidad Autónoma y no del Ayuntamiento, lo cual nos indica “la forma chapucera de gestionar el servicio público de transporte, y el poco interés por que la ciudadanía que reside fuera de los centros de las ciudades tenga los mismos servicios, y calidad de vida”.

En este sentido, Andrés Pedreño ha afirmado que pese a que el Consejero de Fomento, Patricio Valverde, tiene que responsabilizarse y enmendar las errores de su antecesor , que pese ha haber presentado el Plan Director de Transportes, no ha solucionado esta “contradicción enquistada” en el transporte de cercanías en Murcia y ha recordado que la línea 61 daba servicio a más de 33.000 vecinos que residen en zonas como el Polígono Industrial de San Ginés o el Hospital de la Arrixaca, donde la necesidad de conexiones diarias son imprescindibles.

Aún así lo único que ha conseguido el gobierno del PP Regional con su política de transportes, es “alejar a unos vecinos de otros, y crear distancia donde no las había, restringiendo las líneas de transporte de cercanías, en este caso de autobús, pero lo mismo hará con el tren, aumentado el precio del billete y generando obstáculos en lugar de propiciar una movilidad pública, eficaz y sostenible”.