El plan de ayudas a la hostelería “se queda muy corto” y denuncia su “falta de concreción”

Rafa Esteban: “parece más un plan diseñado por CROEM para salvar al Gobierno regional que un plan diseñado por el Gobierno regional para salir en auxilio de nuestra hostelería”

El plan regional de ayudas a la hostelería presentado esta mañana por el presidente autonómico, Fernando López Miras, y el presidente de la CROEM, José María Albarracín, se queda “muy corto” y es “mera propaganda mientras no se concrete en qué se traducen estas ayudas o si acaban en manos de empresas que no son las que más lo necesitan o las que más dificultades atraviesan por la covid”, según ha asegurado Rafael Esteban, diputado autonómico de Podemos.  Para Esteban, este anuncio “parece más un plan diseñado por CROEM para salvar al Gobierno regional que un plan diseñado por el Gobierno regional para salir en auxilio de la hostelería y la restauración”.

El diputado morado ha considerado que el proyecto de ayudas que hoy han presentado en rueda de prensa conjunta López Miras y Albarracín “es un plan en el que las cifras son difusas”, ya que “habla de 35 millones de euros, pero sin concretar a qué se van a destinar y para quién van a ir dirigidas”. Esta falta de concreción lleva a Podemos a advertir que podríamos estar de nuevo ante un nuevo juego de trileros del Gobierno regional, en el que se anuncian ayudas a la hostelería que acaban en sectores como el de las casas de apuestas, tal y como ha ocurrido en las últimas convocatorias. Además, para Esteban se trata de un plan que “choca de lleno con lo que necesita ahora mismo la hostelería, que son certidumbres y seguridad en relación a lo que van a percibir y a qué ayudas pueden acceder”.

Frente a este plan “improvisado y más cargado de propaganda que de intención real por ayudas a uno de los sectores más castigados por la pandemia”, Podemos ha puesto sobre la mesa la necesidad de impulsar un plan estatal coordinado con las comunidades autónomas. Si esta propuesta, que desde Podemos estiman en una inversión de 8.000 millones, se llevase a cabo, la hostelería regional recibiría la menos 250 millones de euros aportados entre el gobierno central y el estatal “más de siete veces lo que hoy han presentado el señor Albarracín y López Miras”.