Estatuto Autonomía

El nuevo Estatuto de Autonomía de la Región de Murcia es un avance objetivo frente a los que quieren llevarnos de vuelta al pasado más oscuro

María Marín y Javier Sánchez Serna defienden en el Congreso de los Diputados la tramitación del nuevo Estatuto de Autonomía de la Región de Murcia.

Este martes, el Congreso de los Diputados ha recibido la visita de la delegación de la Asamblea Regional para defender la tramitación del nuevo Estatuto de Autonomía de la Región de Murcia. Por parte de Podemos, ha asistido la portavoz en la cámara autonómica, María Marín, quien ha estado acompañada por el diputado murciano de Unidas Podemos en el Congreso y coordinador autonómico de la formación, Javier Sánchez Serna.

En su intervención, Marín ha asegurado que el proyecto “reforma profundamente el Estatuto de la Región de Murcia, adaptándolo al sentido común de nuestra sociedad y a los retos del siglo XXI”. La diputada ha considerado que el nuevo texto es “más social, más feminista, más ecologista y más respetuoso con la diversidad sexual y con los derechos LGTBI”, algo que “se debe a una década de luchas sociales de la gente de la Región de Murcia”. Diez años en los que la comunidad autónoma ha sido escenario de movimientos sociales que recorren el mundo, como el 15M, las grandes manifestaciones del 8M o la defensa de los servicios públicos, pero también de luchas propias como los más de 30 años de resistencia de decenas de miles de vecinos y vecinas que han conseguido el soterramiento de las vías del tren y han impedido que se parta en dos la ciudad.

“Son los pueblos los que escriben la historia; los diputados sólo ponen la firma y ratifican, y hoy tenemos la mejor prueba” ha asegurado Marín.

 

 

Sin embargo, a pesar de que desde Podemos consideran que el texto del nuevo estatuto supone “un avance” sobre el actual, también creen que aún existe “margen de mejora”. Así, la diputada regional ha  defendido que “no es el Estatuto que le gustaría”, ya que “no reconoce la singularidad histórica de una ciudad milenaria como Cartagena, que tiene derecho a estar a la par de la ciudad de Murcia”. También ha apuntado como un aspecto a mejorar la falta de defensa del Mar Menor de la que adolece el nuevo Estatuto, que en su opinión, “debería blindar para siempre su protección, incluyendo su reconocimiento como Parque Natural”. La diputada ha culpado de la agonía del Mar Menor al “maltrato que durante décadas ha soportado por parte de la agroindustria con sus vertidos, la presión del ladrillo y un gobierno cómplice que ha permitido todo tipo de irregularidades”. “Si el Mar Menor es una joya única debe contar con la más alta protección ambiental y el más alto reconocimiento jurídico de sus valores naturales”, ha resumido.

Por su parte, el coordinador de Podemos Región de Murcia y diputado de Unidas Podemos en el Congreso, Javier Sánchez Serna, ha calificado el nuevo estatuto como “un avance objetivo frente a los que quieren llevarnos de vuelta al pasado más oscuro”. Sánchez Serna ha asegurado que desde que se aprobó el proyecto de modificación del estatuto de autonomía, en 2019, “muchas cosas han cambiado a mal en la Región de Murcia”. El diputado ha señalado que la complicidad del Gobierno de López Miras con la extrema derecha, a quien incluso ha dado la cartera de Educación y Cultura, “ha hecho estallar los consensos de la última legislatura”. 

Para demostrarlo, Sánchez Serna ha repasado artículos del texto aprobado por unanimidad hace sólo dos años en los que se recoge, entre otras cosas, que el sistema educativo de la Región de Murcia “estará basado en valores como la igualdad entre hombres y mujeres, la solidaridad, la diversidad cultural o el pluralismo político” (artículo 11), mientras que en la presente legislatura, el Gobierno de la Región de Murcia “ha sido el primero y único en toda España en imponer la censura parental en las aulas para blindar los prejuicios de padres y madres frente a los valores democráticos”.

En su artículo 12, el texto reconoce el derecho al acceso en condiciones de igualdad a los servicios y prestaciones del sistema público de salud, pero tal y como ha denunciado Sánchez Serna, “todos hemos visto como en la Región de Murcia se niega sistemáticamente este derecho a las mujeres que quieren o tienen que interrumpir su embarazo”. El diputado ha exigido que los derechos de las mujeres de la Región de Murcia se respeten porque “son los mismos que los del resto de españolas” y “no pueden depender de ningún lobby integrista”. Además, ha recordado que el gobierno autonómico “puso el grito en el cielo cuando se anunciaron más inspecciones en el campo”, inspecciones que “han destapado situaciones de auténtica esclavitud”, mientras “apenas hace dos años aprobaba un texto en el que se recoge el derecho al trabajo y defiende las medidas para impedir el acoso, la explotación o el maltrato en el ámbito laboral” (Artículo 15).

Entre los artículos citados, Sánchez Serna también ha señalado que el artículo 27 del nuevo estatuto “reconoce los derechos de los extranjeros al pleno respeto”, cuando “durante esta pandemia, López Miras ha señalado públicamente a los inmigrantes como culpables de transmitir el virus, creando incluso comisiones para investigar las consecuencias sociosanitarias de la llegada de pateras”, mientras se oponía “a cualquier investigación de la gestión de las residencias”. Por último, el diputado de Unidas Podemos ha recordado que el artículo 29 del texto recoge entre sus principios rectores el fomento de la transparencia, pero sin embargo “seguimos sin conocer cuántos cargos públicos se colaron para ser vacunados antes de tiempo, cuatro meses después del escándalo que supuso el robo de vacunas a los más vulnerables”. A este respecto, también se ha referido a “la compra de diputados, sin disimulo ni vergüenza, que le ha conducido a tener él mismo la condición de tránsfuga”, y a la “anunciada modificación de la legislación electoral para mantenerse en el poder a toda costa”. 

Tras enumerar los artículos más sociales que recoge el nuevo estatuto y los incumplimientos sobre este texto que hoy lleva a cabo el Gobierno regional de López Miras y la ultraderecha, Sánchez Serna ha dado la razón a Vox cuando señala que se trata de un estatuto “ideológico” revelando que “esto de tener más derechos es progre”. El diputado ha asegurado que cada vez que se ha producido un avance en derechos en España “ha sido a pesar de la derecha heredera de los que votaron en contra de la Constitución española”, y ha recordado que “llevan 40 años votando en contra del divorcio, de la interrupción del embarazo, del matrimonio igualitario o del derecho a una muerte digna”. Una “alergia a los derechos democráticos” que Vox “no es capaz de disimular”, razón por la que votarán en contra del Estatuto. Por el contrario, a pesar de que en su opinión “el Estatuto puede y debe mejorarse”, Sánchez Serna ha apostado por su tramitación.

Por último, el diputado de Unidas Podemos ha recordado que los derechos y avances que recoge este Estatuto “no nos los ha regalado nadie ni han caído del cielo”, sino que  “son el resultado de un ciclo histórico de luchas que comenzó en las plazas y que han mantenido cientos de miles de mujeres feministas, de pensionistas, de ecologistas, de activistas por el derecho a la vivienda y de trabajadores y trabajadoras de las mareas por los servicios públicos en la Región de Murcia”.

El diputado ha finalizado su intervención asegurando que lo que hoy tramitan en el Congreso “no deja de ser un papel que se puede borrar, destruir o enmendar, cambiar o, peor aún, ignorar”, por lo que ha pedido a los ciudadanos y ciudadanas de la Región que “no aflojen” y que “sigamos empujando el cambio en nuestra tierra”,  porque la Región de Murcia “no está condenada a ser una suerte de reserva espiritual para ultras y corruptos”. “La Región de Murcia puede ser un proyecto de comunidad que merezca la pena”, ha concluido Sánchez Serna.