monumento Mula

El clima político generado por la ultraderecha da alas a quienes han destrozado el monumento a las víctimas del nazismo en Mula

El coordinador de Podemos asegura que quien pensó que “no pasaba nada por decir que el fascismo era el lado bueno de la historia ya puede ver los resultados”

Este fin de semana, ha aparecido destrozado en Mula el monumento de homenaje a las víctimas del nazismo que fallecieron en el campo de Mauthausen procedentes de la Región de Murcia. Para el coordinador autonómico de Podemos, Javier Sánchez Serna, este hecho se enmarca dentro de una escalada de violencia por parte de la extrema derecha. Sánchez Serna ha advertido que “blanquear al fascismo produce monstruos”, algo que “estamos viendo con especial preocupación durante los últimos meses”. El diputado de Unidas Podemos ha considerado que este acto vandálico llega después de un fin de semana marcado porque la ultraderecha haya decidido no condenar las amenazas de muerte a Pablo Iglesias, al Ministro del Interior y a la Directora General de la Guardia Civil, “amparando así la estrategia de quien hace de la violencia un arma política”. En esta línea, ha aseverado que “quien pensaba que no pasaba nada por decir que el fascismo es el lado bueno de la historia ya está viendo los resultados”, en referencia a las polémicas declaraciones de la candidata del PP, Isabel Díaz Ayuso. Asimismo, el Secretario General de Podemos, Pablo iglesias se refiero en Twitter a este nuevo atentado de extrema derecha como “una aberración” y “un paso más”, producto de “normalizar las ideas fascistas”, al tiempo que ha transmitido su cariño a todo el pueblo de Mula y su homenaje a sus vecinos asesinados “por combatir el fascismo”.

 

 

Para Sánchez Serna “este es el clima político que está generando Vox, en el que ya no se respeta ni a las víctimas del holocausto”. De esta forma, “son los cachorros de VOX quienes, después de escuchar este mensaje de odio transmitido por los propios portavoces oficiales de la extrema derecha, atacan la sede Podemos Cartagena, destrozan monolitos que homenajean a las víctimas del genocidio nazi o envían amenazas a políticos y sus familias”. 

Sánchez Serna ha recordado que en la Región de Murcia, “López miras como Ayuso también juega con fuego cuando decide meter a la extrema derecha en el gobierno regional para mantenerse en el poder. Hoy los murcianos y murcianas ven como la educación está en manos de una activista homófoba que pretende implantar el veto parental contra el respeto a la diversidad sexual, y limita la cultura a promoción de los toros y la caza”. Según Sánchez Serna, “en Madrid se está jugando lo mismo que en la Región. Y todos los demócratas deberíamos tomar nota. Costó mucho conquistar esta democracia para que, ahora, los defensores de la dictadura vuelvan a amenazarnos a todos”.