La salud no se va de vacaciones - Podemos Región de Murcia

La salud no se va de vacaciones

cierre plantas 2

Nuestra diputada María Ángeles García ha denunciado la puesta en marcha del “Plan Verano” por parte de la Consejería de Sanidad sin que se haya trasladado ningún documento para conocer cómo se concreta. Este plan traerá consigo que la ciudadanía tenga que volver a encontrarse con la ausencia de servicios o cierres de consultorios médicos.

M. Ángeles García ha informado que nuestro Grupo Parlamentario presentó una moción para el estudio y puesta en marcha de medidas relativas a sustitución de médicos, horarios de apertura de los consultorios y urgencias en período estival, con el objetivo de garantizar la asistencia sanitaria en Atención Primaria.

Así, ha recordado que “el ejecutivo tenía que haber asignado los recursos humanos y técnicos suficientes para asegurar la apertura durante este verano de todos los centros de salud, servicios de urgencias, plantas quirúrgicas, etc, de modo que el funcionamiento sanitario fuese exactamente el mismo que en otras épocas del año”.

Pero, como ha señalado nuestra diputada, “este verano de 2016 volvemos a encontrarnos con una situación similar a la de todos los veranos, se cierran plantas en los hospitales y consultorios, se reducen horarios en los centros de salud y además aumentan las demoras quirúrgicas como ya han denunciado organizaciones como la Asociación de Usuarios de la Sanidad y el Foro Médico de atención primaria de Murcia”.

M. Ángeles García Navarro, también ha incidido en la falta de transparencia por parte de la Consejería de Sanidad, ya que a día de hoy “no se nos ha facilitado, pese haber solicitado con anterioridad, ningún documento que nos muestre cómo se ha concretado el Plan Verano, por lo que no conocemos cómo queda exactamente el mapa sanitario, ni que centros de salud se verán reducidos ni qué criterios se han seguido para esta planificación”.

Por último ha denunciado que una vez más “el gobierno regional ha actuado de espaldas a las recomendaciones de los profesionales y a las necesidades de la ciudadanía escudándose en el ahorro, cuando la atención sanitaria no puede cuantificarse en términos económicos ya que es un derecho”.