Comunicado Feminismo: respuesta a Antonio Salas

Concha García Altares, secretaria de Feminismos, Igualdad y LGTBI.

El lunes día 4, en el periódico La Verdad de Murcia aparecía una entrevista a Antonio Salas, Magistrado de la Sala de lo Civil del Tribunal Supremo, me llamó la atención el comentario en relación a la violencia de género.

El periodista le pregunta “-A usted se le insultó por decir que la llamada violencia de género es «un problema gravísimo en nuestra sociedad que, desgraciadamente, es muy difícil de solucionar; es una manifestación más de la maldad»”. a lo que él responde “-Y lo es. Dejando a un lado la llamada violencia de género, que para mí es un drama enorme contra el que hay que luchar sin descanso,… ” hasta ahí nada que objetar, y sigue la respuesta “Con respecto a la Ley de Violencia de Género, que no me parece muy acertada porque para mí rompe principios básicos del Derecho Penal, lo que yo digo es: si en una pareja heterosexual, por la mañana, cuando se levanta uno de ellos, el otro le pone la zancadilla, lo tira al suelo y le da un coscorrón contra la pared, eso hay que castigarlo igual lo haga el hombre o lo haga la mujer.”.

 

Me parece lamentable este tipo de afirmaciones, ante las cuales desde la Secretaría de Igualdad y Feminismos de Podemos de la R. de Murcia manifestamos lo siguiente:

  • Qué siendo como es un Magistrado de lo Civil del Tribunal Supremo, banalice la violencia contra las mujeres como una “bronca accidental entre dos”, porque a día de hoy, 5 de septiembre, van asesinadas 59 mujeres, porque aún reconociendo que es un grave problema de la sociedad, no entienda que esto se produce porque vivimos en una sociedad enormemente machista, en la que algunos hombres para demostrar su poder y probablemente sus frustraciones, arremete contra “su” mujer y de paso contra sus hijos.
  • Cuando las mujeres denuncian malostratos, no es una denuncia por una pelea con su pareja, sino cuando su pareja o ex-pareja la somete de forma continuada primero con insultos, vejaciones, y en la mayoría de los casos con palizas.

El movimiento feminista, y también desde Podemos, exigimos la formación en igualdad de género de trabajadoras/es sociales, educadores/as, cuerpos de la seguridad del Estado y también jueces y juezas, sin la colaboración de estos profesionales que de una u otra forma están en contacto con las mujeres víctimas de violencia, nuestros esfuerzos serán baldíos, y una vez más decimos que el Gobierno ha de dotar de recursos económicos necesarios para que esto sea posible.