Apoyo a las trabajadoras de la empresa de ayuda a domicilio en Murcia - Podemos Región de Murcia

Apoyo a las trabajadoras de la empresa de ayuda a domicilio en Murcia

Reclamamos la igualdad de derechos laborales y salariales de las empleadas del hogar con el resto de trabajadores y trabajadoras de otros sectores. Apoyo a la lucha de las trabajadoras de Ayuda a Domicilio del Ayuntamiento de Murcia que llevan meses sin cobrar.

Desde la Secretaría de Igualdad de Podemos en la Región de Murcia denunciamos la discriminación de las empleadas del hogar en la Región respecto al resto de trabajadores, por lo que su secretaria, María Marín, ha pedido la equiparación de derechos laborales al resto de sectores, dado que en este ámbito “según la Organización Internacional del Trabajo (OIT), un 30% de empleadas forma parte de la economía sumergida”.

En la Región de Murcia, según ha explicado la Secretaria de Igualdad de Podemos Región de Murcia, María Marín, estamos hablando de una afiliación a la Seguridad Social de 12.000 empleadas de hogar, muy por debajo de sectores como los del Seguro Agrario con 72.739 afiliaciones, o el Régimen General con 356.764 a Febrero de 2017 –según datos facilitados por el sindicato UGT en Murcia- lo que demuestra “la precariedad, la invisibilidad y la economía sumergida de este trabajo tan necesario”.

La Secretaria de Igualdad de Podemos RM, ha contado que “el trabajo doméstico constituye una actividad económica que permite el mantenimiento de las personas que lo ejercen y que por tanto, lleva consigo derechos y obligaciones como cualquier otro trabajo, ya que tiene una repercusión directa en el PIB”.

Ha añadido además, que “la crisis económica ha agravado las malas condiciones laborales de estas mujeres, que han visto reducidos sus salarios casi en 2 euros la hora y que ven como continúan siendo víctimas de acoso así como condiciones indignas en algunas de las casas en las que trabajan, sin tener ningún tipo de defensa ya que en muchos casos no constan como trabajadoras por lo que no pueden defenderse legalmente”.

Para María Marín, esto es “la cara más dura de la feminización de la pobreza laboral” donde las mujeres para subsistir se ven obligadas a renunciar a sus derechos laborales, así como a un futuro en el que puedan percibir protecciones sociales como la pensión.

Desde la Secretaría de Igualdad de Podemos Región de Murcia reclamamos que se reconozcan los derechos de estas trabajadoras, como es el acceso a la Seguridad Social, protección contra los abusos o medidas en la inspección de trabajo. Una de las medidas que proponemos desde Podemos es el “fomento del asociacionismo y las cooperativas para que de este modo estas personas puedan tener un posicionamiento más fuerte de cara a la negociación colectiva”.