Apostamos por leyes con “una memoria de impacto de género y formación obligatoria” para quienes tienen que aplicarla

María Ángeles García Navarro ha señalado que las leyes que se hacen en nuestro país y en nuestra Región “no son neutrales, no corrigen la desigualdad y siguen subordinando a las mujeres. Por tanto, vemos fundamental que incluyan esa memoria de género y formación obligatoria para quienes tienen que aplicarla. Así, por ejemplo, se podría evitar casos como el de La Manada”.

García Navarro ha explicado que esta es una de las conclusiones obtenidas tras escuchar este lunes en la Asamblea a la presidenta de la Asociación Murciana de Sociología y Ciencia Política, Lola Frutos.

Asimismo, la diputada de Podemos ha incidido en que también falta incorporar de manera “obligatoria” la educación en igualdad dentro del ámbito escolar. “A pesar de que tenemos dos leyes que dicen que hay que educar en igualdad” ha detallado García Navarro “vemos que por falta de presupuesto y desarrollo normativo, no ha sido posible implementarlo”.

Por ello, según la parlamentaria de Podemos, las consecuencias de esta “indeterminación” aparecen cuando hay asignaturas “vitales para comprender a la sociedad de hoy en día como es la coeducación o la educación en igualdad, se den o no en función de si el profesorado lo ve o no procedente”.

María Ángeles García Navarro ha subrayado que lo que sucede en los centros escolares es que los equipos directivos “que tienen interés en trabajar la coeducación y la igualdad en las aulas disponen de pautas para hacerlo y, los que no, están avalados para desentenderse de estos proyectos porque su aplicación, aunque recomendable, no es prescriptiva”.

Otro aspecto que ha destacado García Navarro es que en la ley integral contra la violencia machista que “daba mucha importancia a la coeducación, nunca se dotó de fondos suficientes, ni se desarrolló para poder llevar a cabo las medidas que introducía. Los recortes y la sobrecarga de horas docentes entorpecen el reto de extender la coeducación, y sigue siendo una práctica excepcional a pesar de ser clave para prevenir las violencias machistas”.

Acerca del pacto regional contra la violencia machista, María Ángeles García Navarro ha afirmado que si el gobierno no pone encima de la mesa una calendarización de la implantación de medidas y un presupuesto concreto y comprometido para hacerlas efectivas, Podemos no firmará dicho pacto.