20 JUNIO – DÍA MUNDIAL DE LOS REFUGIADOS

La Unión Europea acordó hacer frente a la crisis de los refugiados mediante un sistema de reparto de refugiados entre países, que establecía la distribución entre los países miembro de 160.000 refugiados en dos años. El Gobierno Español se comprometió a participar aceptando un cupo de 15.000.

Sin embargo, mediante el vergonzoso acuerdo suscrito por los líderes europeos con Turquía, la Unión eludió su responsabilidad y su propio compromiso de asilo, convirtiendo la necesidad de refugio de millones de personas en mera mercancía para el intercambio económico; tratando de levantar un gigantesco muro burocrático y policial, con Turquía en el papel de policía de frontera y de CIE internacional; que Turquía no se caracterice por la protección de los derechos humanos no ha sido obstáculo para que nuestros dirigentes la eligiesen para depositar en sus manos, a cambio de grandes compensaciones económicas, el derecho de las personas que nos buscan necesitadas de asilo, protección, atención sanitaria… Un acuerdo, como decía Pablo Bustinduy, que sitúa a la propia Unión fuera del tratado fundacional de la Unión Europea; quizás por ello se realizó fuera del ordenamiento del derecho europeo, conscientes de que dada su ilegalidad una vez denunciado ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, éste así lo declararía.

Es evidente que los procedimientos de reasentamiento y reubicación establecidos por la Unión Europea no están siendo eficaces, y consecuentemente, se está poniendo en situación de máximo riesgo a estas personas. Nuestros dirigentes están aplicando viejas recetas que no buscan solucionar el problema de estas personas, sino apartarlas y encerrarlas en otras fronteras, tratando de impedirles el acceso al derecho de asilo al que estamos obligados y con el que estamos comprometidos; viejas recetas que sólo contribuyen al aumento del número de muertes, como si ya no tuviésemos bastantes; como si no fuésemos ya culpables en gran medida de las muertes de esas personas, no dejándoles otra opción que arriesgar su vida para tratar de acceder a la protección y seguridad a este lado de la frontera, siendo la Unión Europea en un alto grado responsable o colaboradora necesaria en la escalada de los conflictos que les obliga a elegir entre o huir arriesgándose a morir en el intento, o quedarse a esperar una muerte casi segura.

Ante esta realidad moral, ética y humanamente desoladora en todos los sentidos, desde PODEMOS se entiende que es de urgente necesidad que todas esas personas sean trasladadas a España y resto de países de la UE donde se les dé el trato humano y asilo al que toda persona tiene derecho, poniendo la Unión Europea todos los medios a su disposición -incluyendo cambios legislativos- para la creación de vías legales y seguras que garanticen estos derechos para las personas refugiadas.

Este 20 de junio se celebra el Día Mundial de los Refugiados, coincidiendo con él la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados quiere mostrar a los líderes mundiales que el público global está aliado con los refugiados, y presentará su petición de #ConLosRefugiados para enviar un mensaje a los gobiernos que deben trabajar juntos y hacer su parte.

En nuestro país, PODEMOS nos adherimos junto a otras organizaciones sociales y políticas a la convocatoria de manifestaciones bajo el lema #RefugioPorDerecho “Los Derechos Humanos NO se negocian” convocadas por SOS Refugiados para exigir a la Unión Europea un cambio de rumbo que frene la violación de derechos de las personas migrantes y refugiadas.

En la Región la manifestación está convocada en Murcia a las 20:00 horas entre “la Redonda” dirección Gran Vía para finalizar en Glorieta de España.

Te esperamos,
#RefugioPorDerecho #ConLosRefugiados

Área Sociedad Civil
Secretaría Coordinación Territorial y Sociedad Civil